Éxito de nuestro Taller de Mindfulness


Hola!!!

A todos aquellos que no pudisteis asistir a nuestro Taller de Mindfulness os queremos hacer un pequeño resumen de todo aquello que tratamos y sentimos…..

En el taller experimentamos como la práctica de mindfulness es realmente sencilla… ¡aunque no siempre es fácil!

Manejar un gran volumen de información, la presión por la consecución de objetivos, la necesidad de ser creativos e innovadores, de estar al día de los cambios de tendencias y necesidades, etc nos empuja trabajar y tomar decisiones con mucha rapidez, con poco margen para la reflexión y el error. Las consecuencias las sufren las personas y las organizaciones en las que trabajan: menor productividad y calidad de trabajo, malas relaciones laborales, dificultades para la toma de decisiones, enfermedades laborales…

Integrar mindfulness en el entorno laboral permite mitigar estos efectos, encontrar un centro de equilibrio para poder surfear sobre las olas que no puedes detener. La práctica regular permite aumentar la resiliencia y crea espacio para ser más creativos en la resolución de los momentos complejos.

Mediante cortas meditaciones, ejercicios de movimiento consciente, juegos, dinámicas y diálogos exploramos tres áreas de la empresa e hicimos pequeños descubrimientos:

Productividad…

–          la mente estresada tiene grandes dificultades para concentrarse, memorizar y aprender; la consecución de objetivos genera tensión física y malestar emocional

–          la mente tranquila se centra en el proceso, sin olvidar los resultados: la consecución de objetivos es igual o mejor, se conserva la calma y la tranquilidad, lo que permite proponer nuevas estrategias y aprende de la experiencia. La percepción de bienestar aumenta.

–          estar tranquilo y en calma permite disfrutar del proceso y aumenta la resiliencia.

Salud…

–          el estrés es la segunda causa de baja laboral, después de los trastornos muscoesqueléticos, parte de los cuales estás relacionados con la falta de atención y la tensión sostenida.

–          no siempre es posible eliminar la causa del estrés, pero siempre podemos decidir nuestra respuesta. Parar, respirar y observar siempre nos ayudan a relajarnos y tomar decisiones más acertadas.

–          ser conscientes de la tensión en nuestro cuerpo, nuestras emociones y pensamientos nos permite cambiar las estrategias de afrontación del estrés y elegir hábitos más saludables.

Comunicación…

–          nuestra propia experiencia, cultura y educación condiciona la escucha

–          escuchar es un arte: oír lo que el otro dice y no lo que creo/quiero escuchar requiere mucha atención.

–          perdemos muchas oportunidades (comerciales, resolución de conflictos, …) por estar más pendientes de lo que voy a decir que de lo que me están contando; el valor del silencio.

Estar atento a las necesidades personales, los objetivos profesionales y la comunicación son herramientas clave para el auto-liderazgo y liderazgo de equipos. La organización del tiempo, las tareas y procesos resultan más efectivas, lo que a la vez facilita la toma de decisiones desde la tranquilidad y la confianza.

Os esperamos en el próximo taller!!!!!!!!!!!!!!

 

Muchas gracias y hasta pronto!

Equipo de SIB Training

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *